Inicio
/
Blog
/
Tarifas y ofertas de luz (y qué ofrecemos en Chippio)

Tarifas y ofertas de luz (y qué ofrecemos en Chippio)

Es probable que, con todo este espiral de subidas del precio de la luz, hayas sufrido también un bombardeo constante de ofertas de compañías eléctricas. El mantra que se sigue constantemente es el de tranquilizarte ofreciéndote un único precio para que no debas preocuparte por horas punta, valle, llanas, subidas de precios, etc.

Sin embargo, y como seguramente imaginarás, no es oro todo lo que reluce y hay una cierta complejidad detrás de esas afirmaciones. Por eso, en este artículo te contaremos mejor cómo funcionan las distintas tarifas de luz y te contaremos qué papel juega la Tarifa Transparente de Chippio en este tipo de ofertas.

Pensamos que la mejor forma de crecer es dando toda la información posible para que puedas tomar decisiones informadas y escoger la opción que más se ajuste a tus necesidades. Al final tod@s necesitamos luz en casa, ¡pero de nada sirve pagar más por ella! :)

Así que sírvete un café y sigue leyendo, estamos segur@s de que vas a aprender más sobre tu tarifa eléctrica.

Vamos a empezar por repasar los tipos de tarifas de luz más importantes. 

¡Empezamos!

¿Qué es una tarifa fija?

Una tarifa fija de luz se basa en un precio fijo por cada kWh en cada uno de los tramos (punta, valle y llano). De esta forma, el precio de la luz en tu factura no está sujeto a las fluctuaciones del mercado de la luz.

Cada comercializadora de luz fija unos precios por kWh y estos se plasman en un contrato en el que te informarán con antelación de los precios del kWh. Estos nunca cambiarán, a menos que tu comercializadora decida aplicar cambios en tu tarifa o alguna de las partes termine el contrato.

¿Qué es una tarifa variable?

Al contrario de lo que ocurre con las tarifas fijas, una tarifa variable sí está sujeta al precio del mercado. Esto significa que el precio del kWh varía según el mercado y eso hace que tu factura también sea distinta cada mes.

Aunque sea más impredecible que una tarifa fija, la realidad es que a largo plazo siempre será la opción más rentable. Pero vamos a elaborar esta afirmación:

En los meses de más consumo de electricidad, es decir en invierno y verano (que es cuando todo el mundo usa calefacciones eléctricas y aires acondicionados), el precio del kWh suele ser mayor porque la demanda es mayor. 

Pero en los meses en los que el clima es más templado y la demanda eléctrica es menor, con una tarifa variable pagarás bastante menos que con una tarifa fija.

No te pierdas nuestra comparativa de Tarifas de luz variables vs Tarifas de luz fijas aquí

¿Por qué se hacen ofertas de luz con tarifas fijas?

Para entender mejor la “trampa” que hay detrás de las tarifas fijas, debes primero saber que éstas siempre tienen márgenes añadidos en sus precios. Es decir, el precio del kWh siempre será significativamente más alto que el del mercado. 

Esto ocurre porque las comercializadoras que ofrecen tarifas fijas deben protegerse de la constante fluctuación del mercado. Puesto de una forma más sencilla: al comprometerse a ofrecerte la luz a un precio determinado, las comercializadoras necesitan cobrarte la luz más cara porque si por cualquier motivo la luz subiera a un precio más caro que el que te prometieron por contrato, perderían dinero. Así, ellos siempre ganan un margen de luz y, si la luz sube, estarán protegidos porque han estado cobrándote de más anteriormente.

Al final, estas comercializadoras no te engañan: te ofrecen la luz a un precio determinado y fijo. Sin embargo, no te cuentan que añaden unos márgenes que harán que siempre pagues más cara la luz para evitar que ellos pierdan.

Algunas de ellas incluso te prometen ese precio durante una cantidad determinada de años. Esto es algo que puede encarecer muchísimo más tu factura porque, si en un futuro el precio de la luz desciende, te lo seguirán cobrando al mismo precio que te fijaron en el contrato cuando la luz estaba en máximos históricos.

¿Cómo son las ofertas de luz en las tarifas variables (como nuestra Tarifa Transparente)? ¿Ofrecen descuentos?

Las tarifas variables también pueden incluir algunos márgenes en el precio del kWh (aunque muy inferiores a los de las tarifas fijas), y nunca te ofrecerán un mismo precio porque ahí está su particularidad.

Estas tarifas, al moverse con el precio de la luz en el mercado, ofrecen unos precios más reales que las tarifas fijas y, como comentábamos anteriormente, son la mejor opción a largo plazo.

La Tarifa Transparente de Chippio, por ejemplo, es una tarifa variable. En nuestro caso ofrecemos energía a precio de coste (es decir, al precio al que nosotros la compramos), y además regalamos una Hora Gratis de luz cada día que puedes acumular y descontar de la factura que quieras. 

Con una tarifa así, el precio de la luz cada mes en tu factura variará, pero siempre sabrás que estás pagándola al precio de mercado (de hecho, desde nuestra app podrás ver información del precio de la luz a tiempo real). Lo único que nos llevamos de tu tarifa es nuestra cuota mensual de 3,90€/mes.

Descarga la app de Chippio y descubre una nueva forma de ahorrar en tu factura de luz. ¡Solo por hacerte cliente Chippio ganarás 50 Horas Gratis!

Conclusiones

Es importante que siempre te fijes muy bien en la tarifa que estás contratando. Por lo general las tarifas variables siempre son mejores que las fijas, porque aunque algunos meses pagarás más (invierno y verano), si haces la comparativa de un año entero verás que pagarás menos. 

Las tarifas y ofertas fijas venden la tranquilidad de no tener que preocuparte por poner la lavadora en horas punta, o por concentrar tu gasto eléctrico en las horas valle. Sin embargo, estas tarifas tienen precios con márgenes que siempre encarecen tu factura, con lo que no importa lo que hagas; siempre pagarás más con ellas.

Así que antes de decantarte por una u otra, infórmate bien y seguro que te evitarás dolores de cabeza.

No dejes de navegar por nuestro blog para descubrir más consejos para entender tu factura de luz y ahorrar más :)


Artículos relacionados

¿Quieres ahorrar?¡Empieza hoy mismo!

Chippio - Chippio app