Seguro que te has asustado más de una vez al ver tu factura de luz. En este artículo, te contamos los factores externos e internos que hacen que tu factura se encarezca.

¿Por qué sube tu factura de luz?

¿Por que ha subido tanto mi factura de luz? Probablemente sea una de las preguntas del millón que tod@s nos hemos hecho alguna vez, y es una preocupación recurrente entre los consumidores. La verdad es que existen muchos factores por los cuales tu factura de luz puede subir más de lo esperado....y no todos son los que te imaginas.

Por esto, en este artículo vamos a recoger los principales factores que pueden afectar al precio de tu factura de luz para que puedas entender un poco más cómo funciona el -a veces muy complicado- mundo de la electricidad.

Para hacerlo más fácil para ti, vamos a separarlo en dos factores: factores externos (los que tú, como usuari@, no puedes controlar) y los factores internos (los que sí puedes controlar).

De todos modos, antes de empezar vamos a explicarte primero qué es lo que determina el precio de la luz en España.


Cómo se fija el precio de la luz en España

El mercado mayorista eléctrico, que es donde todas las comercializadoras compran la electricidad, es también conocido como mercado diario o, aún más comunmente, pool.

En el pool las empresas generadoras de electricidad determinan unas ofertas para cada una de las horas del día siguiente que luego consumidores y comercializadoras, mediante unas ofertas de compra, se adjudicarán en un proceso de compraventa llamado casación. La casación es llevada a cabo por OMIE, la empresa que gestiona este tipo de transacciones de energía eléctrica en España.

En este proceso de casación, el precio de la última oferta que resulta adjudicada es la que determina el llamado “precio marginal”, que es el que recibirán todas las generadoras y que pagarán todos los compradores que han sido asignados en esa hora determinada.

Como ves, los precios se asignan por horas y de un día para otro y, en base a las ofertas y compras realizadas, se adjudicará el precio marginal.


Factores externos

Ahora que ya conoces un poco más sobre cómo se fija el precio de la luz en España, es hora de ver algunos de los principales factores externos que pueden influir en el precio de tu factura de luz. Algunos pueden parecer increíbles, pero por más que así sea, todos terminan impactando en el precio de la luz de una forma u otra.


  • Demanda de los consumidores

En las épocas del año y horas del día en las que todo el mundo suele consumir electricidad, es decir, cuando sube la demanda, el precio de la luz también sube.

En los meses de invierno y verano, por ejemplo, es normal que la luz suba puesto que la gente usa más electricidad (calefacciones eléctricas, aires acondicionados, etc.).

Esto también aplica en las conocidas desde el 1 de junio de 2021 como horas punta: las horas del día en las que se consume más electricidad.

Además, en eventos como un temporal de nieve o una borrasca el precio de la luz también incrementa mucho, porque así también lo hace la demanda por parte de los consumidores.


  • Costes de producción

La fuente a través de la que se obtiene la energía eléctrica también tiene una relación directa con el precio al que se vende. 

Por ejemplo, las centrales que producen energía renovable o las centrales nucleares ofrecen energía a un precio muy bajo que incluso podría llegar a ser de cero euros. Sin embargo, las centrales que necesitan combustible para operar (como las centrales termoeléctricas) tienen gastos de combustible -ya sea gas, gasolina o carbón- que deben cubrir.

Esto hace que si el precio del combustible o el gas sube sea cual sea su motivo, el precio de la luz también lo haga de forma considerable.

Como puedes imaginar, este factor tiene un sentido mucho más amplio puesto que en él también influyen políticas y eventos internacionales. Si algún hecho político u otro evento impacta directamente en el precio de los combustibles fósiles, esto terminará haciendo que el precio de la luz que usas en casa suba.

Los costes de producción de la energía también tienen un impacto directo en tu factura


  • Emisiones de CO2

Los derechos de emisión de CO2 a la atmósfera tienen un precio, y de hecho este se ha ido incrementando en los últimos años. Si usamos energías renovables y reducimos la emisión de CO2, ayudamos a que estos gastos se reduzcan hasta el punto en que no se ven reflejados en tu factura de luz.


¿Sabías que con Chippio te ofrecemos energía a precio de coste? Eso significa que pagarás por la energía que consumas lo mismo que nosotros pagamos para adquirirla.


Factores internos

Después de los factores externos, es decir, los que no puedes controlar, hay otros factores internos que sí están bajo tu control y que pueden ayudarte a evitar que suba el precio de tu factura de luz.


  • Controla tu consumo en horas punta

Recuerda que desde el 1 de junio de 2021 la forma de calcular tu consumo cambió y ahora existen tres periodos: horas punta, horas llanas y horas valle. Las horas punta comprenden de lunes a viernes de 10 a 14h y de 18h a 24h y el precio de la luz en este periodo es el más caro.

No quiere decir que tienes que apagar todos los aparatos eléctricos en esas horas (aunque puedes, si quieres), pero sí es bueno que limites el uso de ellos en la medida de lo posible. Esto hará que ahorres más a largo plazo.

  • Usa electrodomésticos A+++

Los electrodomésticos con certificado A+++ son los más eficientes y, por ende, consumen menos que otros. Usar este tipo de electrodomésticos harán que tu consumo baje y que también lo haga tu factura de luz.


  • Usa una tarifa variable

Una tarifa variable como nuestra Tarifa Transparente siempre te saldrá más a cuenta que una tarifa fija. Con los cambios en la tarificación, han salido muchas tarifas fijas o planas de luz que parecen atractivas puesto que ofrecen el mismo precio sin importar la hora del día.

Aunque a priori parecen bastante atractivas, este tipo de tarifas siempre terminan siendo más caras que las tarifas variables. Esto se debe a que los precios del kWh en este tipo de tarifas se incrementan para cubrir el evento de un cambio brusco en los precios de la luz.

Es decir, con este tipo de tarifas fijas pagarás más a largo plazo, mientras que una tarifa variable siempre te resultará más económica (aunque haya meses que puedas pagar más que una tarifa fija).


En este artículo podrás conocer más sobre las tarifas fijas, variables y planas


Si quieres ahorrar con una tarifa variable económica, 100% verde, con un servicio 100% digital y lo mejor, con energía a precio de coste, no te pierdas la Tarifa Transparente de Chippio. Descarga nuestra App y hazte cliente en sólo unos pasos (además, ¡ganarás 50 horas de luz gratis sólo por registrarte!).

Artículos relacionados

¿Quieres ahorrar?¡Empieza hoy mismo!

Chippio - Chippio app