La Guía Definitiva para escoger una compañía de luz

Escoger una compañía eléctrica que no solo sea barata, sino que además se acomode a nuestras necesidades, puede volverse una tarea imposible.

De hecho, hay tantas opciones en el ecosistema eléctrico que nunca terminas de saber cuál es la mejor para ti... ni tampoco qué ofrecen. 

En Chippio sabemos que el sector eléctrico es un tema complejo y que no es fácil decantarse por una compañía u otra. Por eso, hemos querido recoger los mejores consejos para confeccionar esta “Guía Definitiva para escoger una compañía de luz” y darte toda la información que necesitas para tomar una decisión que se ajuste a lo que necesitas.

 ¡Empecemos!

Lo primero de todo: ¿cuáles son tus necesidades energéticas?

Para empezar, es importante que tengas claro cuál es tu consumo energético aproximado. Un buen ejercicio que puedes llevar a cabo es analizar tus facturas actuales y entender cuánto consumes en distintas épocas del año. 

Si trabajas fuera o no, si vives sol@, en pareja o en familia...todo esto afecta a tu consumo eléctrico. Debes recordar que desde el 1 de junio de 2021 la forma en la que se calcula tu factura de luz cambió y se tienen en cuenta tres periodos: horas punta, horas llanas y horas valle. Saber en qué horas concentras tu consumo energético también es importante.

Otro punto importante a tener en cuenta es tu potencia contratada. La potencia es lo que hace que te salten los plomos si enciendes demasiados dispositivos eléctricos a la vez. En tu contrato de luz actual tienes un límite de potencia que no puede ser superado, de lo contrario, saltarán los plomos de tu casa.

A veces muchos hogares tienen una potencia contratada muy superior a la que realmente necesitan, por lo que terminan pagando más de la cuenta.

Entiende qué tienes contratado

¿Tienes una tarifa fija? ¿Una variable? ¿Estás en el Mercado Regulado? ¿En el Mercado Libre? No te estreses, estamos aquí para ayudarte.

Entender qué tienes contratado es muy importante para identificar qué oportunidades tienes para ahorrar.

Una tarifa fija puede sonar bien especialmente ahora que hay tres tramos con distintos precios, pero a menos que tu consumo energético sea enorme, nunca te saldrá a cuenta.

Las tarifas fijas siempre añadirán un margen superior a los precios de mercado para evitar un evento en el que el precio de la luz suba más de lo que pagas por ella y terminen perdiendo dinero. Ocurre lo mismo con las tarifas planas. 

Por lo general, una tarifa variable siempre será mejor a largo plazo puesto que aunque algunos meses pagues más (cuando más electricidad se consume), a la larga siempre te saldrá más económica.

Nuestra Tarifa Transparente te ofrece energía a precio de coste, algo que siempre te beneficiará dado que o no habrán márgenes aplicados a ellas como sí los hay en las tarifas fijas o planas.

Como comentábamos en el apartado anterior, también es importante que entiendas cuál es tu potencia contratada y la adaptes a tus necesidades eléctricas reales. Por ejemplo, si tienes calefacción eléctrica, aire acondicionado, vitrocerámica, lavadora, secadora...todo esto tiene un gasto de potencia y deberás contratar una acorde con ello. 

De todos modos, ten en cuenta que es poco probable que tengas todos estos electrodomésticos funcionando a la vez, por lo que no es necesario que tengas una potencia contratada que cubra exactamente todo lo que gastan los electrodomésticos de tu hogar.

Tabla de consumos aproximados de los electrodomésticos


Ahora sí, ¿qué te conviene más?

Ya sabes qué tienes contratado y sabes qué necesitas; es hora de tomar el siguiente paso: escoger una compañía eléctrica.

Lo mejor es que busques y compares precios para saber cuál te ofrece una mejor tarifa según tus necesidades específicas. No descartes tampoco ver si dentro de tu misma compañía puedes cambiar de tarifa o ajustar tu potencia contratada.

Asegúrate de que no tienes permanencia

Tener permanencia puede ser un gran condicionante en caso de que no te sientas bien en tu actual compañía. Es importante que te asegures de que no tendrás ninguna penalización si decides cambiarte

Compara precios...

La verdad es que no hace falta decirlo, pero es importante que investigues las distintas ofertas que tienes de comercializadoras tanto en Mercado Libre como en Mercado Regulado antes de dar el paso. No es una novedad que tienes muchas opciones disponibles, por lo que a veces es incluso un buen ejercicio crear una hoja Excel (¡o si eres más tradicional una libreta!) y comparar precios de todas las compañías que te interesan para determinar cuál de ellas ofrece un precio más acorde a lo que necesitas.


...aunque el precio no lo es todo

Este puede ser un consejo poco popular, pero no por ello deja de ser cierto: el precio no siempre lo es todo. A veces, el hecho de que una compañía te ahorre dolores de cabeza y tiempo perdido puede ser mucho más beneficioso para ti que unos Euros menos en tu factura.

También hay compañías eléctricas como Chippio que te ofrecen luz 100% verde, algo que ayuda a incentivar la producción de energías renovables y a luchar contra el cambio climático y la contaminación.

Esto no siempre suele significar un incremento en tu factura y con ello aportarás tu granito de arena por el medio ambiente. Ten en cuenta que las tarifas del Mercado Regulado (PVPC) no ofrecen energía verde.

En Chippio, por ejemplo, no sólo te ofrecemos una tarifa variable con energía a precio de coste (es decir, pagas por tu energía lo mismo que nosotros pagamos por ella) y una Hora Gratis de luz cada día, también te ofrecemos luz verde y un servicio 100% digital totalmente transparente y fácil en el que te olvidarás de llamadas, contestadores, y tiempo perdido. Todo por sólo 3,90€/mes. Además, ¡con nosotros no tienes permanencia! :)

Disfruta de un servicio aLUZinante, ¡descarga ahora la app de Chippio!

Conclusiones

Como ves, escoger una compañía de luz ideal puede ser más fácil de lo que parece si conoces bien tus hábitos de consumo y tus necesidades energéticas. Tener esto claro es clave para poder tomar una decisión informada y entender mejor qué te conviene más según tu caso.

Pero como todo en esta vida, el precio, aunque tiene un peso muy grande en tu decisión, no tiene por qué ser lo único a tener en cuenta. Un servicio sencillo, transparente y fácil, que ofrezca beneficios como luz verde o descuentos por fidelidad puede darte más beneficios que otras tarifas (recuerda, el tiempo es oro, ¡y nadie quiere perderlo discutiendo con su compañía eléctrica!). Por suerte, tienes la libertad de poder escoger la opción que más te convenga en tu caso.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a sacarte esas dudas de la cabeza y puedas lanzarte sin miedo a por la mejor tarifa de luz para ti.

Artículos relacionados

¿Quieres ahorrar?¡Empieza hoy mismo!

Chippio - Chippio app