¿Qué electrodomésticos consumen más energía?

Muchas veces sin saberlo, algunos tipos de electrodomésticos hacen que aumente sustancialmente nuestro consumo eléctrico y, con ello, nuestra factura de luz.

Por eso, saber qué electrodomésticos consumen más energía es algo vital si quieres controlar tu consumo. A fin de cuentas, si tenemos en mente algunos conocimientos y consejos básicos, tod@s podemos ahorrarnos unos cuantos euros que, al año, pueden convertirse en algo significativo.

En este artículo queremos cubrir precisamente esto: cuáles son los electrodomésticos que más consumen y cómo utilizarlos para ahorrar más en nuestra factura de luz. Como sabrás, en Chippio estamos comprometidos a ayudarte a que tu factura de luz deje de ser una pesadilla, y esto pasa por cubrir todos los consejos para que esto deje de ser así.

¡Empezamos!

¿Qué es la etiqueta de eficiencia energética?

La etiqueta de eficiencia energética es un adhesivo incluido en la mayoría de electrodomésticos (y también edificios) que evalúa el consumo de energía del mismo. Mediante letras correlativas que van de la A a la G, puntúan el nivel de eficiencia energética siendo la A la máxima puntuación y la G la peor. Además, las letras pueden contener un + para demostrar puntos extra en las categorías. De este modo, A+++ es el máximo nivel posible.

En función del electrodoméstico que sea, la etiqueta incluye otros datos como la cantidad de agua que consume (en caso de las lavadoras) o, si se trata de un piso, su consumo anual.

Así puedes saber cuánto consume un electrodoméstico en concreto y saber de antemano si será eficiente o no. 

Etiqueta de eficiencia energética. Fuente: controlastuenergia.gov.es

Frigorífico

Al ser electrodomésticos vitales en una vivienda, escoger un frigorífico eficiente desde el punto de vista energético es clave para ahorrar en nuestra factura de la luz. Hay un hecho que hace que el frigorífico sea uno de los electrodomésticos que más consume de todos: que siempre está en funcionamiento. Por ello, el certificado de eficiencia energética tiene mucho peso en este tipo de aparatos. 

Aunque sean sustancialmente más caros que el resto, los frigoríficos con certificado A+++ pueden llegar a consumir un 80% menos y esto, a la larga, puede significar mucho dinero.

Lavadora

La lavadora es otro de los electrodomésticos más comunes en el hogar. Usarla en horas punta puede suponer un incremento sustancial en nuestra factura, por eso es importante que escojas bien cuándo la pones en marcha.

También usar programas cortos y lavado en frío o hasta 30 grados puede ayudarte a reducir el consumo, puesto que la mayor parte de la energía se concentra en calentar el agua.

Aunque no es el electrodoméstico que más consume, hay otro relacionado con ella que sí lo es: la secadora.

Secadora

Las secadoras son uno de los electrodomésticos que más consume de todos. El hecho de que deba generar calor para secar la ropa hace que tenga una exigencia energética muy elevada, por lo que si no tenemos en cuenta cuándo la ponemos, puede terminar convirtiéndose en un importante elemento encarecedor de nuestra factura de luz.

La secadora es uno de los electrodomésticos que más consume

Lavavajillas

De entre todos los electrodomésticos del hogar, el lavavajillas es otro de los que no debes perder de vista, puesto que su consumo puede ser importante. Por eso es bueno tener en cuenta algunos consejos para mejorar su eficiencia: cargarlo al máximo posible, usar programas cortos y de baja temperatura o limpiar los filtros periódicamente.

Al ser electrodomésticos de uso diario, es importante que cuenten con un certificado de eficiencia de energía A+++ para asegurarnos de que sean lo más efectivos posibles.

Televisor

Dependiendo de la tecnología que usen, los televisores pueden tener consumos muy dispares. Por ejemplo, aquellos que cuentan con LED consumen mucho menos que el resto (plasma o LCD). Pero si hay algo que hace que ese gasto sea más elevado de lo normal es el “stand by”

¿Cuántas veces te has dormido viendo una serie o te has dejado la tele encendida mientras no la estás viendo? Este tipo de hábitos disparan el consumo y hacen que este tipo de aparatos terminen consumiendo más de lo que deberían. 

Horno

Aunque su consumo es considerable, por lo general no es un electrodoméstico que está en funcionamiento constante, con lo que no suele afectar de forma importante a tu consumo. 

Aún así, cuando abrimos la puerta de éste mientras está en funcionamiento se pierde parte de la energía en su interior, haciendo que termine consumiendo más.

Si quieres ahorrar al máximo es bueno cocinar la mayor parte de alimentos en un mismo uso para aprovechar al máximo la energía.

Ordenador

Otro de los aparatos que aumentan mucho su consumo con el “stand by”. El hecho de dejarlo encendido mientras está conectado a la corriente pero no está siendo usado hace que su gasto energético termine siendo mucho más alto del que tendría de otro modo.

Por ello, ser conscientes del uso que le damos y evitar que consuma mientras no está siendo usado es importante para ahorrar en nuestra factura de luz.


En esta tabla podrás ver los consumos aproximados de cada electrodoméstico

Aires acondicionados y calefacciones eléctricas

Son los reyes y reinas del consumo. Estos electrodomésticos tienen un gasto muy elevado y el hecho de que, en la mayoría de ocasiones, están en funcionamiento constante hace que puedan incrementar de forma muy importante tu factura de luz.

Lo mejor es que uses estos electrodomésticos con prudencia y te asegures de que son lo más eficientes posible. También muchos de ellos cuentan con modos “Eco” que hacen que su consumo sea menor.

Por último, intenta revisar y realizar mantenimiento a este tipo de aparatos con asiduidad (1 vez al año) para evitar averías o fugas que puedan incrementar aún más su consumo.


Cómo ahorrar en la factura de la luz

Como ves, una parte importante de tu ahorro reside en los hábitos que tengas a la hora de usar tus electrodomésticos. ¡Ten en cuenta estos consejos para sacarle el mejor partido a los tuyos!

  • Hazte con electrodomésticos con certificado de eficiencia energética A+++. Esto puede significar un cambio drástico en su consumo.
  • Carga los electrodomésticos al máximo posible aprovechando su capacidad.
  • Usa programas de lavado cortos y a baja temperatura.
  • Evita dejar tus electrodomésticos en stand by. Es decir, consumiendo energía mientras no los estás usando.
  • En la medida de lo posible, pon lavadoras y lavavajillas en horas valle (de 0h a 8h y las 24h los fines de semana).


Por último, es importante que tu tarifa de luz también contribuya a tu ahorro. En Chippio, por ejemplo, te ofrecemos nuestra Tarifa Transparente, una tarifa variable con energía a precio de coste (es decir, pagarás por la energía que consumas lo mismo que nosotros pagamos por ella) y una Hora Gratis de luz cada día que puedes acumular y descontar de la factura que quieras. Todo por sólo 3,90€/mes, nuestro único margen. ¿Genial, verdad? Pásate a una tarifa clara, sencilla y transparente.

¡Descarga la app de Chippio y siente cómo ahorras! Solo por hacerte cliente Chippio ganarás 50 Horas Gratis.

Sigue leyendo nuestro blog y descubre más consejos para entender tu factura de luz y ahorrar más :)



Artículos relacionados

¿Quieres ahorrar?¡Empieza hoy mismo!

Chippio - Chippio app