Inicio
/
Blog
/
¿Qué es la sobretensión?

¿Qué es la sobretensión?

¿Te ha ocurrido alguna vez que, en medio de una tormenta, han saltado los plomos de tu casa? Ese momento terrorífico en el que te vienen en mente todas las películas de terror que has visto en tu vida mientras buscas, sin cesar, tu móvil o una linterna para abrirte paso hasta el contador. No te escondas, tod@s lo hemos vivido alguna vez (y quien diga que no, miente). O quizás alguna vez has enchufado un aparato eléctrico y se te ha ido la luz del mismo modo.

Pues bien, este hecho es conocido como sobretensión, y aunque no lo creas, puede tener efectos sobre tu instalación eléctrica.

Por eso, en este artículo cubriremos en más detalle cuáles son las causas de la sobretensión, qué efectos tiene y cómo evitarla.

¡Empezamos!

¿¡Cómo que se han ido los plomos de casa en medio de esta tormenta!?

Cuáles son las causas de una sobretensión

La sobretensión puede ser provocada por distintos motivos, pero lo más importante es separarlas primero en sus dos tipos: permanentes y transitorias.

Las sobretensiones transitorias son subidas muy elevadas de voltaje que tienen una duración muy corta. Normalmente son producidas por tormentas eléctricas, aunque en algunos casos aislados podrían ser provocadas también por conmutaciones (es decir, por la conexión y desconexión de dispositivos electrónicos de mucha potencia) o problemas en la red eléctrica. 

Por otro lado, se conoce a las sobretensiones permanentes como aquellos aumentos de tensión por encima de un 10% de lo que sería habitual en periodos de tiempo que podrían llegar hasta las horas. Este tipo de sobretensiones, que por lo general vienen causadas por fallos en las conexiones de las fases en centros de distribución eléctrica o por pérdidas, son muy comunes y pueden llegar a dañar nuestros dispositivos electrónicos conectados en casa (ordenadores, televisores, frigoríficos, etc.). 

Cómo evitar la sobretensión

Dado que estas sobretensiones pueden ser potencialmente peligrosas para nuestro hogar, existen distintas formas de evitarlas. 

En el caso de las sobretensiones transitorias, muchas veces pueden evitarse a través de un protector, que no es más que un varistor (un componente electrónico pensado especialmente para evitar sobrecargas de tensión y que la corriente pase por componentes sensibles). 

También existen Protectores Permanentes que vigilan de forma constante el paso de la tensión y, en cuanto detectan una subida importante de la misma, desconectan el interruptor general automático y así protegen la instalación.

Tipos de daños

Como comentábamos anteriormente, las sobretensiones, de no ser controladas o evitadas, pueden provocar daños en nuestros dispositivos. De hecho, las provocadas por las tormentas eléctricas son las más dañinas de todas. 

Los daños pueden clasificarse en distintas categorías:

  • Los que provocan pérdidas de datos, interrupciones en el correcto funcionamiento de sistemas u ordenadores, etc.

  • Los que dañan componentes o circuitos provocando daños o incluso la destrucción del dispositivo o equipo pudiendo llegar a provocar incendios. Los dispositivos más propensos a sufrir este tipo de daños también suelen ser dispositivos informáticos, de telecomunicaciones o electrónicos.

  • Los que degradan circuitos y componentes electrónicos. Pese a que no nos damos cuenta, las sobretensiones dañan estos componentes y les hacen ser menos fiables, a la vez que reducen su vida útil.

Como ves, aunque a día de hoy estamos bastante protegidos frente a incrementos de voltaje, las sobretensiones siguen siendo un elemento a tener en cuenta. Ya tienes un motivo por el que alegrarte cuando te salten los plomos en la siguiente tormenta eléctrica (hay que pensar siempre en positivo).

Tienes protección frente a la sobretensión, ¿pero tienes protección contra las grandes empresas eléctricas?

Si tienes protección frente a la sobretensión, también necesitas un guardián para tu factura eléctrica. ¿Qué tal si te decantas por una compañía de luz transparente y que te cuente las cosas como son, sin tapujos?

En Chippio somos eso mismo. Una compañía 100% transparente, 100% verde y 100% digital. Nuestra Tarifa Transparente es una tarifa variable que te ofrece energía a precio de coste (al precio al que nosotros la compramos) y una Hora Gratis de luz cada día que puedes acumular y descontar de la factura que quieras. 

Siempre sabrás a qué precio estás pagando la luz que consumas (de hecho, desde nuestra app podrás ver información del precio de la luz a tiempo real) y te olvidarás de márgenes añadidos al precio de la luz. Además, te avisaremos si el precio sube o baja drásticamente para que puedas controlar tu consumo.

Somos conscientes. Es normal que te preguntes dónde está la trampa, pero no la hay. Lo único que nos llevamos de tu tarifa es nuestra cuota mensual de 3,90€/mes. 

Una “V de victoria” sobre las grandes compañías eléctricas que te cuentan lo que quieres oír pero no lo que realmente te terminará beneficiando. En Chippio pensamos que engañarte no serviría de nada, y que nada puede batir a la unión de un/a consumidor/a informado y una compañía de luz transparente y económica.

Descarga la app de Chippio y revoluciónate contra tu factura de luz. ¡Solo por hacerte cliente Chippio ganarás 50 Horas Gratis! Y sin permanencia.

No te pierdas nuestros otros artículos en el blog y descubre más consejos y recomendaciones para entender tu factura de luz y ahorrar más :)


Artículos relacionados

¿Quieres ahorrar?¡Empieza hoy mismo!

Chippio - Chippio app