clock

min lectura

¿Qué diferencia hay entre tu distribuidora y tu comercializadora?

Si hay algo que hemos aprendido en Chippio, es que la diferencia entre lo que son las compañías distribuidoras y las compañías comercializadoras no suele quedar del todo clara.

Sin embargo, es algo especialmente importante, puesto que tienen mucha relación con tu suministro y tu factura de luz.

En este artículo, te contaremos en más detalle qué son las compañías distribuidoras y comercializadoras, cuáles son sus responsabilidades y en qué se diferencian.

¿List@ para aprender más sobre el sector eléctrico? ¡Empezamos!

¡Hora de aprender más sobre el mercado eléctrico! ¡Yay!


¿Qué son las compañías distribuidoras de electricidad?

Las compañías distribuidoras son aquellas que tienen la infraestructura necesaria para llevar la luz a hogares y negocios. Este tipo de compañías son dueñas de la red eléctrica de su zona y, como su propio nombre indica, distribuyen la energía hasta los puntos de suministro.

Una de las dudas más comunes alrededor de las compañías distribuidoras es si puedes escogerlas o no. La realidad es que NO puedes, ya que vienen asignadas previamente en función de la zona en la que vivas.

En España hay varias distribuidoras y cada una de ellas opera en un territorio designado previamente.

¿Qué responsabilidad tienen las compañías distribuidoras?


  • Dar solución a problemas y averías en la red eléctrica. incidencias y averías en la red eléctrica, generalmente las que suceden fuera del domicilio o local.
  • Realizar mantenimiento de la red eléctrica y de los equipos de medida (contadores).
  • Realizar la lectura de dichos contadores y proporcionar la misma a la comercializadora de cada cliente (más adelante te contaremos más sobre esto).
  • Garantizar que el suministro eléctrico sea de calidad
  • Dar respuesta a las solicitudes de las comercializadoras para dar de alta, baja o cambios de titularidad a petición del cliente.


¿Qué son las compañías comercializadoras de energía?

Las comercializadoras de energía son aquellas compañías que venden electricidad al cliente final. 

Hasta el año 2009 el Gobierno tenía el control del mercado eléctrico, y era éste el que regulaba y fijaba los precios. Sin embargo, a partir de ese año -y como resultado de un proceso que se inició en 1997-, tuvo lugar la liberación del mercado. 

Antes de 2009 no existían comercializadoras eléctricas como tal en España. 

Fue cuando tuvo lugar esa liberación que se determinó que la distribución de la electricidad (es decir, el hecho de llevar la energía a los usuarios) debía hacerla una empresa distinta (la compañía distribuidora) a la que se encarga de venderla a los clientes finales (las comercializadoras).

Por este motivo, antes del año 2009 las mismas distribuidoras eran las que se encargaban de vender la energía a los clientes.


¿Qué responsabilidad tienen las compañías comercializadoras?

  • Comprar la electricidad necesaria para abastecer a sus clientes en el mercado mayorista de las compañías distribuidoras.
  • Facturar la luz a los clientes finales
  • Asesorar al consumidor y resolver sus dudas y consultas
  • Agilizar trámites de los clientes


Entonces, ¿qué diferencia hay entre las compañías distribuidoras y comercializadoras?

A priori, dibujar una línea para separar las distribuidoras y comercializadoras no es tan fácil como debería. La principal diferencia está en los roles. Grosso modo, las distribuidoras son las intermediarias entre los productores y comercializadoras, y las comercializadoras las intermediarias entre distribuidoras y clientes finales.

Pero entrando en más detalle, no siempre ocurre así. 

Vamos a explicarte primero de forma sencilla cuáles son los pasos que existen desde que se produce la energía hasta que llega a tu casa:

Paso 1 → Producción (centrales nucleares, molinos, paneles, hidroeléctricas)

Paso 2 → Transporte (torres de alta tensión, gestionado por la Red Eléctrica de España)

Paso 3 → Distribución (Recepción de la energía a través de centrales y reparto a través de redes locales que cubren una zona en particular)

Paso 4 → Comercialización (Los que vendemos la energía al cliente final)

La particularidad está en que las grandes eléctricas, a excepción del paso 2 (transporte), lo hacen todo: desde la producción hasta la comercialización. Por eso a veces es difícil diferenciarlas.

Sin embargo, lo normal es que tu comercializadora sea una y tu distribuidora otra. 


Entonces, ¿para qué necesito llamar a mi distribuidora de luz?

Hay que llamar a la empresa distribuidora en caso de que encuentres una avería en la red, para tramitar el código CUPS si estás instalando un suministro eléctrico nuevo en tu hogar o negocio que antes no tenía.


¿Y para qué necesito llamar a mi comercializadora?

Debes llamar a tu comercializadora si tienes cualquier problema con tu factura de luz, ya sea por temas de precios o de cobros, si detectas cualquier irregularidad o tienes dudas sobre tu tarifa.

También debes contactar con tu comercializadora si deseas subir o bajar la potencia contratada o realizar cualquier cambio en el titular del contrato.


Si buscas una comercializadora de verdad, has llegado al lugar indicado

En Chippio pensamos que no hay nada mejor que juntar a consumidores informados con una compañía de luz transparente que te cuente las cosas como son, de forma clara y sencilla.

Por eso, si has llegado hasta aquí, te recomendamos que no te pierdas nuestra Tarifa Transparente.

En nuestra Tarifa Transparente ofrecemos energía a precio de mercado (es decir, al precio al que nosotros la compramos), y teregalamos una Hora Gratis de luz cada día que puedes acumular y descontar de la factura que quieras. De este modo podrás acumular Horas Gratis y descontarlas de las facturas en las que preveas un mayor consumo.

Con una tarifa variable, el precio de la luz en tu factura irá cambiando mes a mes, pero siempre sabrás que la estás pagándola al precio de mercado, o lo que es lo mismo, al mínimo precio posible (de hecho, desde nuestra app podrás ver información del precio de la luz a tiempo real). Lo único que nos llevamos de tu tarifa es nuestra cuota mensual de 3,90€/mes.

Descarga la app de Chippio y descubre una nueva forma de ahorrar en tu factura de luz. ¡Solo por hacerte cliente Chippio ganarás 50 Horas Gratis!


whats up iconfacebook icontwitter iconLinkedIn iconLetter icon